INTRODUCCIóN DE UNA CARTA

por Redacción Milformatos el 10 de octubre de 2021

Con el uso de los correos electrónicos y mensajería instantánea, podría pensarse que las cartas ya no están en uso. Sin embargo, esta es una idea errónea. En realidad, continúan siendo una forma de comunicación efectiva y por ese motivo es importante que sepas cómo escribir la introducción de una carta.

Para que no tengas problemas, te diremos todo lo que debes saber, desde los elementos que la conforman hasta consejos prácticos.

¿Qué es la Introducción de una Carta?

La introducción de una carta tiene el objetivo de preparar al lector sobre el contenido de la misma. En esta parte se explica el contenido y se da la apertura al desarrollo del asunto o mensaje a tratar.

 

El inicio de una misiva, sin importar si es personal o formal, debe ser claro, sencillo conciso, franco y elegante. Además, su redacción debe estar adecuada a las condiciones sociales o protocolarias de quien escribe y para quien se escribe.

Elementos de la introducción de una carta

 

Sin importar de qué tipo de carta se trate, formal o personal, laboral o comercial, la introducción cuenta con estos elementos:

Saludo

Existen fórmulas concretas para cada tipo de carta. Por ejemplo, si es formal, basta con un ‘A quien corresponda’ o ‘Presente’. Si es informal, se puede usar un vocativo como ‘Querido papá’, ‘Mi muy amado esposo’, etcétera.

Sin embargo, puedes elegir una combinación de ambos para cartas comerciales. Sobre todo, si está dirigida a un cliente frecuente. Por ejemplo, ‘Hola, Susana’.

Inicio

En la introducción de una carta debe quedar claro el motivo del mensaje. Es decir, qué es lo que se desea comunicar, pero de forma reducida.

Por ejemplo, para una carta comercial:

“Reciba usted un cordial saludo, le informamos que su pedido del 13 de agosto ya fue enviado y podrá recibirlo el 15 de agosto del presente”.

Para una carta formal:

“La presente es para solicitar las vacaciones que por ley me corresponden para este año”.

Para una carta informal:

“Te escribo para felicitarte por haber terminado la secundaria. Me enorgullece saber que todo salió como esperabas”.

Cómo redactar la Introducción de una Carta

Comenzar una carta no siempre es fácil. Por eso es importante que tengas claro qué tipo de misiva vas a escribir.

Cómo redactar la introducción de una carta formal

Si no estás acostumbrado a redactar este tipo de cartas o nunca lo has hecho, es probable que tengas muchos problemas para comenzar.

No te preocupes, esto es muy normal. Nosotros no estamos habituados a utilizar lenguaje demasiado riguroso. Así que para comenzar debes hacer a un lado las expresiones comunes.

Si no conoces el nombre del destinatario, así como su puesto, debes usar fórmulas como ‘A quien corresponda’. Posteriormente, puedes usar frases que destaquen educación y profesionalismo. Por ejemplo:

  • Me dirijo a usted para…
  • Mediante la presente, deseo comunicarle que…
  • Nos dirigimos a usted cordialmente para…
  • Nos es grato dirigirnos a usted…
  • A través de la presente le comunicamos nuestro propósito de…
  • El objetivo de la presente es solicitarle…

Después de la frase, comunica de inmediato el objetivo de tu carta. Asegúrate de que el primer párrafo no exceda las tres líneas. De esta manera, no saturarás a tu lector con la introducción.

En el cuerpo de la carta tendrás la oportunidad de ahondar en el asunto que te motivó a escribir en primer lugar. Recuerda que puedes consular nuestro artículo de carta formal.

Cómo redactar la introducción de una carta informal

La introducción de una carta informal debe incluir un saludo cariñoso. Se puede usar un vocativo o una expresión que denote la cercanía entre el remitente y destinatario.

A diferencia de las anteriores, este tipo de misivas son similares a una conversación. Por este motivo, el lenguaje es coloquial.

Sin embargo, el párrafo introductorio es muy importante. Esto se debe a que es en este en el que se establece el tono de toda la carta.

Por este motivo, puedes comenzar demostrando interés en tu destinatario. Pregúntale cómo ha estado o expresa tu deseo de que se encuentre bien.

No importa si la carta es para lidiar con un problema o para comunicar una buena noticia, la apertura debe ser casual y reconfortante.

En este tipo de cartas no es necesario ir al grano desde el inicio. Incluso, puedes comentar una anécdota, recuerdo o algo que le haga saber qué te motivo a escribirle.

Ejemplos de introducción de una carta

Introducción de una Carta Formal

Cancún, 15 de octubre de 2019

Departamento RRHH

Universidad Nacional

Lic. Ana Claudia Flores:

 

Reciba un respetuoso saludo. El que suscribe, Dra. María Puente Martínez, encargada del área de laboratorio del hospital regional, le informa que el lic. Arnulfo Íñiguez, número de Seguro Social 48629678325, laboró en nuestra institución de septiembre de 2014 a septiembre de 2018.

Introducción de una Carta Informal

Mi querido Neto:

 

Espero que te hayas tenido unas excelentes vacaciones en Los Cabos y que Helena haya disfrutado del hotel que elegiste. Por las fotos que me enviaste, me imagino que disfrutaron de una segunda y muy merecida luna de miel.

Y hablando de matrimonios felices, te escribo para informarte que el 25 aniversario de la boda de mis papás es el 8 de febrero. Solo haremos una pequeña reunión el sábado y desde luego que tu hermosa esposa y tú son nuestros invitados de lujo.

Recursos útiles para la Introducción de una Carta

Si tienes más dudas sobre el tema, consulta la sección de Cartas de MilFormatos. En ella encontrarás artículos sobre cómo escribir cartas formales e informales. Además, tendrás acceso a formatos descargables para facilitarte el proceso de redacción.

Te podria interesar

Si te ha servido este documento compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *