Formatos de Contratos

 

Ejemplos de Contratos y Machotes Para Descarga Gratuita

Los contratos son documentos legales que se utilizan para oficializar un acuerdo entre dos o más partes. Esto implica que al firmar un contrato nos estamos comprometiendo a realizar lo estipulado dentro del documento, adquiriendo así derechos u obligaciones según el papel que juguemos.

Un contrato por si mismo no es un documento legal por si solo, para serlo debe ser aprobado por un notario que dará validez legal y con ello la obligación del contratado se verá reforzada por la ley. Por otra parte es posible firmar contratos entre particulares, estos no tienen validez legal como tal pero sirven como un medio de amparo en caso de que llegase a existir un conflicto entre las dos partes.

Elementos de un Contrato

Un contrato debe contener todos los elementos de un acto jurídico, independientemente de si se certificará jurídicamente o no. Dichos elementos son: elementos esenciales, elementos naturales, elementos reales, elementos formales y elementos accidentales.

  • Elementos Esenciales: Son aquellos dan valor a un contrato, estos son: capacidad, objeto, causa y consentimiento.
  • Elementos Personales: Estos giran en torno a la capacidad de goce y a la capacidad de ejercicio. La primera se refiere a la capacidad jurídica de los participantes para contraer los derechos estipulados en un contrato, mientras la segunda se refiere a la capacidad para ejercer y contraer obligaciones por cuenta propia sin la intervención o representación de terceros. Esto último también se conoce como capacidad de actuar.
  • Elementos Reales: Estos elementos se refieren a la prestación , que a su vez significan la venta, renta o prestación de un objeto, servicio o actividad, y a la contra prestación, que se refiere a la entrega de de un monto de dinero, un servicio, actividad o un objeto a cambio de la prestación.
  • Elementos formales: Se refieren a la forma en la que se celebrara el contrato, por ejemplo, si se celebrará el contrato de forma física, digital, ante notario, testigos, en una locación específica, etc. Esto requiere que estos elementos se incluyan en el contrato por medio de antecedentes, declaraciones y cláusulas.
  • Elementos Accidentales o Modalidades: Dichos elementos se refieren a la posibilidad de integrar cláusulas especiales, siempre y cuando estas vayan de acuerdo con las leyes.

Formas de Celebrar un Contrato

Para celebrar un contrato es necesario que las partes participantes lleguen a un acuerdo en cuanto a la forma. Esto brinda la posibilidad de celebrar un contrato de forma verbal, escrita, digital un alguna otra forma que acuerden los participantes. Dependiendo de la forma elegida se deberán presentar más documentos o incluso los bienes u objetos estipulados en el contrato ante notario, testigos y contratantes.

La formalidad de un contrato será decida de igual forma por sus participantes, al decidir si el contrato debe ser notariado o simplemente celebrado entre particulares.

Clasificación de los Contratos

Existen diversos tipos de contratos, los cuales demandan un cierto cumplimiento de responsabilidades según lo estipulado en el documento. Los más importantes son:

  • Contrato Formal: Se refiere aquellos en los que la ley marca la forma en la cual se celebrará el contrato para dar validez legal al mismo.
  • Contrato Formal Solemne: La solemnidad se refiere a la ejecución de un acto o ceremonia que dará validez al contrato, este es típico de los matrimonios y divorcios.
  • Contratos onerosos: Como su nombre lo indica los contratos onerosos son contratos recíprocos que otorgan un beneficio y a su vez demandan una obligación por parte de los participantes. Un caso típico es un contrato de compra venta, en el cual ambas partes reciben un beneficio (recibir dinero a cambio de un objeto y recibir el objeto a cambio de un pago) y tienen una obligación (entregar el objeto y la otra parte entregar dinero a cambio del mismo).
  • Contratos gratuitos: Se refieren al intercambio o prestación de bienes o servicios en el que no hay un pago por parte del contratante. Un ejemplo sería el contrato de comodato o préstamo de uso, mismo que implica la prestación gratuita de un bien por parte del contratado para que el contratante haga uso del mismo por un periodo y con condiciones estipuladas en el contrato. De esta forma el contratante no incurre en una obligación monetaria o de trueque sino que solo se compromete a devolver el bien mueble o raíz en las condiciones pactadas por ambas partes.
  • Contrato Conmutativo: Es aquel en el que el objeto dentro del contrato existe desde un inicio, el cual es el caso de cualquier contrato en el que se intercambie un bien físico.
  • Contrato Aleatorio: En contraste con el anterior, este tipo de contrato se celebra cuando el objeto o resultado del contrato no se puede determinar aún o no existe. Un ejemplo claro sería un contrato de acciones o una apuesta en la que la ganancia depende de acontecimientos futuros.
  • Contrato Accesorio: Este tipo de contrato depende de un contrato principal ya que no es la parte esencial del acuerdo. Ejemplo un contrato celebrado por el empeño de un bien, en tal caso el contrato principal se ejerce sobre el acuerdo de prenda, mientras que el contrato accesorio es aquel que entraría en acción en caso de incumplimiento de pago por parte del deudor y que daría al prestamista la opción de disponer del objeto en prenda.
  • Contrato Principal: Como lo mencionamos en el punto anterior, este contrato puede ser parte de otro tipo de contratos, sin embargo este tipo de documentos existen sin necesidad de ser apoyados por otros documentos o contratos.
  • Contrato Instantáneo: Como su nombre lo indica, hace referencia a aquellos acuerdos que se cumplen justo en el momento en el que se llevan a cabo y solo existen en ese momento.
  • Contrato Tracto Sucesivo: Contrario al anterior, estos tipos de contratos cuentan con modalidades de cumplimiento o con periodos determinados por los participantes, de esta forma la ejecución de estos contratos puede ser continua, periódica o intermitente.
  • Contrato Privado: Es el que se lleva a cabo por dos entidades sin asesoría profesional, sin restar validez ante la ley.
  • Contrato Público: Puede referirse a dos casos, uno en el que el contrato es avalado por un notario o funcionarios públicos competentes para aprobar un contrato. Por otro lado también puede referirse a contratos celebrados entre órganos administrativos públicos o funcionarios y personas físicas.
  • Contratos unilaterales y bilaterales: Los primeros se refieren a los casos en los que solo una parte adquiere obligaciones, mientras que el segundo implica la adquisición de obligaciones por ambas partes.

Ahora que sabes un poco más acerca de los contratos te invitamos a buscar tu formato de contrato en nuestra página. Las descargas son seguras y gratuitas.