Busca Plantillas

REGLAMENTO DE BIBLIOTECA

Elige una opción de Descarga Gratis

Fecha de actualización: 07/12/2022

Tiempo de llenado: 10 minutos

Total de descargas: ¡Nuevo!

Lo que debes saber:

  • El reglamento de biblioteca dice qué está permitido y qué no.
  • Revisa los ejemplos de fuentes destacadas, como la UNAM.
  • Haz tu propio reglamento con plantillas en Word, PDF, Canva y Google Docs ¡Gratis!

Una biblioteca es un lugar de exploración y aprendizaje que merece respeto y cuidado. Los niños desde muy jóvenes necesitan aprender a cuidar de las instalaciones del colegio, para desarrollar su sentido de responsabilidad y colaboración. En ese caso, un reglamento de biblioteca se convierte en una guía para el uso de ese espacio.

Con este post puedes aprender a estructurar el reglamento siguiendo nuestros consejos e imitando los detalles del ejemplo. Finalmente, puedes descargar gratis el formato de reglamento para biblioteca escolar y editarlo como prefieras.

¿Qué es un reglamento de biblioteca?

Un reglamento es un conjunto de normas que regulan la convivencia y la conducta de las personas dentro de una organización. Para la biblioteca escolar, el reglamento tiene como propósito mejorar su funcionamiento, al establecer los lineamientos que decretan cómo debería ser su uso, su custodia y la relación entre los usuarios.

 

La buena operatividad de la biblioteca y el aprovechamiento de sus recursos dependerán del cumplimiento de estas normas, las cuales deben ser conocidas por toda la comunidad escolar. Por este motivo, es recomendable ubicarlas en carteles fijados de forma visible en el interior de la entidad, o crear un documento que pueda estar disponible para todo el público.

Características del reglamento de biblioteca

Las bibliotecas escolares son fundamentales para la información y el conocimiento. Sin embargo, necesitan de ciertas normas que ayuden a mantener todo en orden. Este reglamento cuenta con las siguientes características:

  • Se cumple por toda la comunidad educativa. Las normas de la biblioteca no están dirigidas solo a los alumnos, sino hacia cada una de las partes que participan en la institución educativa, ya que tanto docentes como directivos hacen uso de los servicios de la biblioteca.
  • Consolida la responsabilidad ciudadana, porque los reglamentos escolares tienen la capacidad de generar hábitos y comportamientos que ayudan a los menores a desarrollarse mejor en la sociedad. Las normativas siempre se construyen alrededor de valores como el respeto, la responsabilidad y el orden.
  • Es imparcial. Para el diseño del reglamento, se entiende a los individuos de la comunidad educativa como partes iguales, todos con los mismos deberes y derechos. No deben existir desequilibrios o preferencias hacia algún grupo, ya que causaría problemas al funcionamiento de la biblioteca.
  • Consagra claramente las normas. Debe estar escrito de modo que no deje confusiones en el lector ni al momento de su aplicación. Por ello, la redacción debe ser clara y explícita, evitando incluir palabras o frases innecesarias.

Estructura de un reglamento de biblioteca

Las principales secciones que debe incluir un reglamento para una biblioteca escolar, son:

Presentación

La presentación está compuesta por tres partes: el título, el nombre de la biblioteca y el directorio de autoridades de la institución. El primer elemento tiene por objeto visibilizar de qué se trata el documento, el segundo indica a qué entidad hace referencia. Como ejemplo, en la presentación podría ubicarse un encabezado que sencillamente indique “Reglamento de la biblioteca escolar Dr. Luis Razetti”.

Por otro lado, el reglamento debe nombrar al comité de biblioteca, o en su defecto, a los directivos de la escuela que firmaron y autorizaron estas normativas.

Propósito del reglamento

Esta sección es una especie de introducción al contenido del reglamento. En ella, se expone tanto la necesidad de su creación como el objetivo de las normas. Para dar una idea, se puede mencionar la importancia de las bibliotecas como instancias educativas, los problemas que se pretenden evitar con la aplicación de las reglas y el compromiso que debe tener cada miembro de la escuela con las mismas.

Reglas

Seguidamente, se presentan los derechos y deberes que regirán el funcionamiento de la biblioteca. En este apartado, se incluyen normas que hacen referencia a los servicios, los horarios, las responsabilidades de los usuarios (para estudiantes, padres y trabajadores de la escuela), la política de préstamos, entre otros. Es importante que las reglas sean específicas, que tengan límites claros para no dejar espacio a confusiones.

Cómo hacer un reglamento de biblioteca

Al hacer un reglamento para una biblioteca escolar, debes considerar:

1. Recopila información

El primer paso en el proceso de redacción es pensar en las situaciones problemáticas que suelen presentarse en una biblioteca escolar. A partir de allí, analizar qué normas pueden dar solución a dichos problemas. Además de esto, resulta de mucha ayuda buscar y leer otros reglamentos para así recoger ideas que sirvan para el diseño de estas pautas.

Por ejemplo, puedes recurrir al reglamento para biblioteca de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el cual destaca varias reglas fundamentales para la convivencia en este espacio, como lo son:

Normas de convivencia en la Biblioteca

Un buen Preparatoriano:

  • Respeta a sus compañeros.
  • Se mantiene en silencio dentro de la biblioteca.
  • Utiliza la computadora para sus labores académicas.
  • Respeta a los bibliotecarios.

Fuente: Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

2. Reúnete con tus colegas

También es recomendable crear un espacio donde se pueda compartir opiniones con los demás docentes. De forma que, cualquiera en la institución (estudiantes, padres y autoridades escolares) tenga la oportunidad de presentar sus propuestas o hacer comentarios. Así se decide cuáles normas se aceptan y cuáles no.

De igual manera, es importante definir el propósito del reglamento y de la biblioteca, como una especie de introducción a las normas. Esto lo hace, por ejemplo, el Tecnológico de Monterrey en su reglamento:

Políticas y Lineamientos

El Tecnológico de Monterrey tiene como propósito ofrecer formación que transforma vidas. Es por ello que se promueve en el alumno la reflexión sobre su realidad social, económica, política y ecológica, tanto en el plano personal, como el social y profesional. Esto partiendo de la Visión: Formamos líderes con espíritu emprendedor, sentido humano y competitivos internacionalmente.

Las Bibliotecas contribuyen a este objetivo mediante su estructura de red que funciona bajo un modelo de colaboración para ser una sola biblioteca especializada en 3 niveles: preparatoria, profesional y posgrado e investigación que facilita la provisión de recursos de información, servicios e infraestructura que apoyan las actividades docentes, de investigación y de desarrollo comunitario y de emprendimiento de sus usuarios.

Fuente: Tecnológico de Monterrey.

3. Piensa en el contenido de las normas

Es estudiar cuál es la utilidad de las normas y cuál puede ser la mejor forma de redactarlas. Si se trata del reglamento de una biblioteca, es fundamental tocar aspectos de interés colectivo. Por ejemplo, la limpieza, el cuidado de los libros y los permisos.

Lo más ideal es escribir estas reglas en un tono pasivo, más que como una cartilla de prohibiciones. Asimismo, las normas deben ser precisas para evitar confusiones. Un buen ejemplo de esto son las normas del reglamento de la Universidad Politécnica, entre las que destacan:

Normas de Comportamiento en la Biblioteca

  • Evite los ruidos innecesarios y hable en voz baja.
  • Ponga su teléfono celular en modo de silencio o vibrando. Si necesita hablar por teléfono debe ser breve y hacerlo en voz baja. Si la conversación se va a extender tiene que salir del edificio.
  • Presente su tarjeta de estudiante al solicitar servicios.
  • Las computadoras son para uso académico.

Fuente: Universidad Politécnica.

Ejemplo de reglamento de biblioteca

Reglamento de la Biblioteca Escolar “Andrés Bello”

Lic. María Rodríguez; Prof. Carlos Herrera; Prof. Elena Martín

 

Propósito

La Biblioteca Escolar “Andrés Bello” es una parte esencial de la comunidad escolar, funciona como un sitio de reunión, investigación e intercambio de ideas. El presente reglamento tiene el objetivo de promover un ambiente seguro para el desarrollo intelectual. En ese sentido, establece las líneas para un comportamiento adecuado y respetuoso hacia el recinto.

 

Reglas de la Biblioteca Escolar “Andrés Bello”

 

1– El horario de funcionamiento está pautado de lunes a viernes, entre las 8:30 a.m. y las 3:00 p.m.

2– Los libros de la biblioteca solo se pueden sacar del recinto después de haber llenado la ficha de préstamo.

3– No está permitido el ingreso de alimentos y bebidas a la biblioteca.

4– El servicio de internet está disponible en horario de lunes a viernes, entre las 10:00 a.m. y las 3:00 p.m.

5– Al ingresar otros dispositivos electrónicos al salón de la biblioteca estos deben permanecer con un volumen bajo.

6– Todos los libros deben regresar a su ubicación exacta en los estantes luego de ser utilizados. Si no recuerdas el lugar donde lo tomaste, puedes pedir ayuda a uno de los asistentes.

 

Formatos de reglamento de biblioteca

Tenemos disponible para descargar gratis un formato de reglamento para biblioteca escolar, el cual está construido a partir de una de las plantillas favoritas de la plataforma Canva. Llévalo contigo y realiza los cambios que creas necesarios.

Preguntas frecuentes sobre el reglamento de biblioteca

En esta sección, respondemos a las dudas más comunes al momento de elaborar un reglamento de biblioteca. Presta atención, en caso de que también tengas alguna de estas interrogantes.

¿Por qué es importante respetar el reglamento de la biblioteca?

Las reglas dentro de una biblioteca están diseñadas para garantizar el buen funcionamiento de este espacio. Resulta fundamental respetar el reglamento para poder aprovechar al máximo lo que ofrece este lugar, sin molestar el tiempo de trabajo de los demás.

Asimismo, el reglamento de la biblioteca escolar le enseña a los estudiantes a cuidar de los materiales disponibles, ya sean libros, revistas, computadoras, etc. También fortalece las normas de convivencia y colaboración. Con este conjunto de reglas, los más jóvenes aprenden a utilizar las tecnologías de la información de forma más eficiente.

¿Qué obligaciones exige un reglamento de biblioteca?

Determinar las obligaciones de un reglamento de biblioteca depende de qué busca lograr la institución. Por lo tanto, las normas pueden variar de un reglamento a otro. Sin embargo, dentro de una biblioteca escolar, los principales deberes son:

  • Estar tranquilo y en silencio.
  • Cuidar todos los materiales y equipos de la biblioteca.
  • No mover los libros y otros materiales de lugar sin previa autorización.
  • Pedir permiso para sacar los materiales fue de la biblioteca.

¿Cómo escribir reglamentos?

  1. Los reglamentos se escriben de forma clara y directa. Esto significa que el lenguaje debe ser lo más sencillo posible, con verbos en modo infinitivo e indicativo.
  2. Las reglas deben expresarse de forma positiva. Por ejemplo, usar expresiones como “hacer silencio” en lugar de “no gritar” o “no hablar”.
  3. Ya que se trata de un reglamento para niños, las normas deben ser cortas y concretas. Así te puedes asegurar que los estudiantes no se aburran leyendo el reglamento.

Te podría interesar

Si te ha servido este documento compártelo

por Carolina Rojas el 13 de diciembre de 2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.