POSTDATA

por Redacción Milformatos el 24 de julio de 2021

La postdata es un elemento importante de las cartas, pero también de los e-mails. En este espacio  lectores podrán encontrar información adicional y personalizada. Por ello, te diremos cómo utilizarla apropiadamente en un escrito en papel o medio digital.

¿Qué es la Postdata?

El término postdata proviene de la expresión latina post data que significa ‘después del documento’.

 

La Real Academia Española (RAE) acepta este concepto. Sin embargo, la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) señala que es preferible la forma posdata. De cualquier manera, ambas son válidas, pues se abrevian de la misma manera: P.D.

Esta sección es un texto breve y conciso que se agrega al final de carta, inmediatamente después de la firma.

Escribir esta parte surgió en la época en que eran populares las misivas manuscritas o en máquina de escribir. Ambos métodos de escritura representaban dificultad para modificar un texto.

Debido a lo anterior, era más conveniente agregar o actualizar la información mediante una postdata. De esta manera, se podía aclarar o sumar un dato sin tener que rehacer la carta por completo.

Aunque podría pensarse que con la llegada de la era digital la postdata quedó atrás, en realidad ha adquirido mayor relevancia.

Tanto para los e-mails formales como informales, y hasta de marketing, la postdata se ha convertido en un elemento muy importante para favorecer la comunicación con los lectores.

Tipos de Postdata

 

Postdata de carta informal

Para las cartas informales, la postdata puede incluir un dato que no se mencionó en el cuerpo de la carta y que es importante. Puede ser una expresión de afecto o un recordatorio.

Postdata en carta formal

En las cartas formales es poco común ver posdatas y es que, a medida que la formalidad aumenta, menos se tolera que la información importante no sea debidamente incluida.

Además, las partes de una carta formal, así como los datos que se deben tomar en cuenta en el cuerpo, están bien especificadas.

Eso no significa que la posdata sea inválida. De hecho, sirve para recordatorios u observaciones que no tenían cabida dentro del texto.

Postdata en e-mail

Sucede lo mismo que con las cartas formales. La postdata sirve para agregar información que no tiene relación directa con el objetivo del correo electrónico, pero que es de interés para la persona que lo recibirá.

Puede servir para responder una duda, hacer un recordatorio o cita, o realizar observaciones pertinentes sobre un trabajo.

Postdata en e-mail para marketing

En los correos electrónicos de marketing la postdata se ha convertido en una de las mejores herramientas.

De hecho, pueden usarse hasta 3 o 4 posdatas en un solo mensaje para poder hacer invitaciones a los lectores a suscripciones, eventos u otro tipo de interacción.

Cómo redactar la Postdata

Para redactar la postdata se recomienda utilizar la abreviatura P.D.; sin embargo, también se considera válida P.S. Esta última hace alusión a la locución latina Post Scriptum, aunque no es muy popular en español. Sin importar cuál elijas, ambas letras deben escribirse siempre en mayúscula. El texto que siga siempre tiene que comenzar con mayúscula también.

Una postdata en las cartas formales e informales debe ser breve. Desde luego, la extensión puede variar, pero nunca debe superar al cuerpo de la carta.

En el caso de los correos electrónicos de marketing, esta sección permite personalizar el mensaje para atraer la atención del lector.

De hecho, algunos creadores de contenido y de boletines las escriben en negritas, itálicas o en un formato o color distinto al texto. Asimismo, en algunos casos se les agregan botones, enlaces, recuadros, emojis y toda clase de atractivos visuales.

En la posdata se pueden responder preguntas frecuentes, compartir consejos, testimonios y hasta anécdotas. Esto, principalmente en aquellos mensajes cuya intención sea persuadir.

Además, si deseas que tus lectores respondan una pregunta, encuesta o lleven a cabo algún tipo de interacción, como seguirte en redes sociales, la posdata es el sitio ideal para solicitarlo.

Si incluirás más de una postada, debes enumerarlas para que el lector sepa que se trata de temas diferentes y no se confunda. Además, no deben ser muy extensas y se deben usar oraciones cortas.

Ejemplos de Postdata

Posdata en carta informal

P.D.: Te quiero mucho.

P.D.: No olvides que te toca poner la mesa de postres para la despedida de soltera.

P.D.: Muchas gracias por tu ayuda el fin de semana pasado, no lo habría logrado sin ti.

Postdata en carta formal

P.D.: Dirija su respuesta al Departamento de Investigación.

P.D.: El criterio de la prudencia debe acompañar al de la transparencia, piense en eso antes de responder esta carta.

Postdata en e-mail

P.D.: Lo escrito en este e-mail es independiente de lo acordado en la última sesión de la Junta Directiva.

P.D.: ¿Podemos concertar una reunión mañana a las 13:00 horas para analizar nuevamente el proyecto del Departamento de Turismo?

Postdata en e-mail de marketing

P.D.1.: Si no has visto el Facebook Live, puedes consultar la transmisión para conocer más sobre qué sí y qué no debes incluir en el copywriting. Así podrás lograr fidelizar a tu audiencia en poco tiempo.

P.D.2.: La nueva edición del evento “Cómo escribir para vender”, ya está siendo analizada por el equipo de Solo para Lectores, a petición de todos ustedes. Selecciona el botón “Ir a Encuestaç2 para que elijas las actividades que deseas que se realicen.

P.D.3.: Tus comentarios son muy importantes para nosotros, así que no dudes en hacerlos.

Recursos útiles para la Postdata

Si deseas saber más sobre cómo redactar la postdata en cartas, así como ejemplos con textos completos, consulta los siguientes artículos:

Te podria interesar

Si te ha servido este documento compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *