¿QUé PREGUNTAR EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO?

por Redacción Milformatos el 31 de diciembre de 2020

Como parte del proceso de reclutamiento de personal para una empresa, los reclutadores realizan varios procesos y aplican distintas técnicas. Una de ellas es la entrevista de trabajo, uno de los métodos de primera mano y que no puede faltar cuando se desea conocer a un candidato. Sin embargo, es posible que te cuestiones qué preguntar en una entrevista de trabajo, cuando eres un reclutador. Para conocer del tema te preparamos este artículo, que te explicará la importancia del tipo de preguntas que se generan en este caso y cuál es su principal objetivo.

¿Qué preguntar en una entrevista de trabajo?

Lo primero que debes considerar para responder a esta pregunta, es el enfoque que deseas darle a la entrevista, ya que existen diferentes tipos. Por ejemplo, la entrevista puede ser telefónica, por videollamada o en persona. De acuerdo a ello, la interacción puede variar y con ello el tipo de preguntas que debes realizar. Además, habrá algunas variantes dadas por el tipo de candidato que estés evaluando, de acuerdo al puesto que se desee llenar.

 

Te recomendamos tener una guía estructurada. Aunque no sigas un cuestionario al pie de la letra, tener las preguntas por escrito te permitirá seguir cierto orden y tener en mente la información más relevante que necesitas obtener de la entrevista.

Sugerencias de qué preguntar en una entrevista de trabajo

 

A pesar de los diferentes escenarios, podrás encontrar algunas constantes, es decir, preguntas que son básicas y que te ayudarán a conocer al aspirante. Con ellas podrás formarte un juicio del tipo de persona con el cual estás tratando, independientemente de las aptitudes específicas necesarias para el trabajo que realizará.

  1. Pídele al candidato que hable de sí mismo. Aunque no es en sí una pregunta, le permites al candidato soltarse un poco y le das la oportunidad de hablar acerca de lo que le parezca importante, lo cual te dará una idea de su forma de pensar; sin importar que hable de su carrera en general o de lo que puede aportar para el puesto en el cual busca colocarse, conseguirás información importante y muy probablemente, te des una idea de cómo se percibe el candidato a sí mismo.
  2. ¿Qué haces en tus tiempos libres? Algunos hobbies o actividades extra curriculares pudieran resultar de utilidad para el puesto, a pesar de no estar directamente relacionadas. Pudiera tratarse de actividades que desarrollen ciertas habilidades competentes para el trabajo en cuestión.
  3. ¿Cuáles son tus metas o aspiraciones personales? Con lo que responde el candidato a esto, podrás tener una idea más amplia de su personalidad, sus valores y qué tanta ambición tiene.
  4. ¿Cómo te ves en cinco años? Preguntar esto tiene la intención de que analices si los planes del aspirante encajan con lo que la empresa puede ofrecerle y de esta manera pensar en una estadía a largo plazo; lo ideal en la mayoría de los casos es evitar la constante rotación de personal, por ello querrás saber cuáles son las expectativas a futuro que tiene el candidato.
  5. ¿Cuál es tu principal defecto? La mayoría de las personas trata de evitar lo negativo, especialmente si se está “vendiendo” para un puesto. Sin embargo, esta pregunta habla de honestidad y carácter, dos cualidades que seguramente querrás encontrar en un futuro empleado.
  6. Habla de tu trayectoria profesional. Aquí el candidato tendrá la oportunidad de hablar de su experiencia y su respuesta te permitirá entrever cómo ha sido su historial como empleado y cuántos trabajos ha tenido. Esto puede ayudar a que te des una idea de qué tan sólido es su desempeño. Por ejemplo, si ha pasado muchos años en una misma empresa o si por el contrario, cambia de empleo constantemente.
  7. ¿Cuál es tu interés por esta empresa? Esta pregunta te permitirá saber qué tanto se preparó el candidato; si realizó una investigación previa, demostrando con ello interés tanto por el puesto como por la empresa. Es una pregunta importante porque te permite ver si el aspirante se tomó el tiempo de informarse acerca del puesto y no está solo viendo “pescando” un trabajo cualquiera.
  8. ¿Qué puedes ofrecer si se te contrata para el puesto? Esta es una pregunta abierta bastante directa, que le da oportunidad al aspirante de “venderse” y hablar de sus fortalezas, aptitudes y conocimientos. Como reclutador, tendrás la oportunidad de hacer un juicio acerca de su visión de sí mismo, así como de qué tan mesurado o exagerado es el candidato.
  9. ¿Cómo reaccionas bajo presión? Sin importar el puesto, el estrés es un factor que en algún momento estará presente en mayor o menor medida. Esta pregunta apela a la inteligencia emocional de la persona.

Preguntas específicas

Existe una gran cantidad de preguntas que puedes realizar. Algunas estarán relacionadas de manera específica, como ya te mencionamos, con el puesto que estés evaluando. Otras estarán sujetas a si vienen o no al caso con el aspirante; muchas de ellas pueden surgir de preguntas y respuestas previas y, solo aplican para ciertas personas. Algunos ejemplos:

  • ¿Por qué renunciaste a tu empleo anterior?
  • ¿Por qué decidiste cambiar de empleo o empresa?
  • ¿Qué hiciste en el tiempo que estuviste desempleado?
  • ¿Por qué no trabajaste durante “x” tiempo?
  • ¿Por qué te despidieron del empleo anterior?
  • ¿Qué tanta experiencia tienes en el manejo del software “x”?
  • ¿Te consideras apto para tratar directamente con los clientes?
  • ¿Por qué te gusta la rama de “x”?

Preguntas capciosas

Otro tipo de preguntas que puedes realizar son las denominadas capciosas. En general, estas preguntas pretenden evaluar más la personalidad que el área profesional del candidato, por ejemplo:

  • Si fueras millonario, ¿trabajarías aquí de todos modos o no trabajarías?
  • ¿Cuál ha sido el error del cual has aprendido más en tu vida?
  • ¿Cómo te gustaría que fuera tu trabajo ideal?

¿Qué no debes preguntar en una entrevista de trabajo?

Existe la otra cara de la moneda. Las preguntas que pueden considerarse ofensivas o que pueden tildarse como discriminación, deben ser evitadas. Debes enfocarte en aquello que te ayudará a obtener información útil del candidato en relación a la vacante y dejar fuera los temas íntimos o personales que no le atañen a la empresa. Entre algunas de las preguntas que pueden ser consideradas inapropiadas se encuentran las siguientes:

  • ¿Eres practicante de alguna religión?
  • ¿Cuál es tu orientación sexual?
  • ¿Actualmente padeces alguna enfermedad de gravedad?
  • ¿Estás embarazada o piensas tener hijos en un futuro cercano?

¿Cómo hacer las preguntas en una entrevista de trabajo?

Por lo general es correcto hablarle de tú al candidato, siempre y cuando te dirijas a la persona con respeto y un vocabulario adecuado. Este trato hasta cierto punto familiar, le permite al aspirante sentirse un poco más en confianza al momento de contestar las preguntas, con lo que obtendrás más y mejor información de la persona.

¿Qué hacer si no tienes claro qué preguntar en una entrevista de trabajo?

Para elaborar tu lista de preguntas debes tener claro cuál es la información que deseas obtener del aspirante, así como las características específicas del puesto que deseas llenar. Para ello quizás puedas elaborar o revisar la descripción del puesto lo cual te dará una mejor idea de las habilidades que requiere y tareas que desarrollara el candidato.

Po último, es importante que conozcas todos los pormenores de la vacante y de igual forma, que estudies con anterioridad el currículum de los candidatos que vas a entrevistar.

Te podria interesar

Si te ha servido este documento compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *