TéCNICAS DE SELECCIóN DE PERSONAL

por Redacción Milformatos el 15 de diciembre de 2020

Una de las cosas más importantes dentro de una empresa es por supuesto, su personal de trabajo. Y para tener el personal ideal, es necesario llevar a cabo un buen proceso de reclutamiento de personal. Para ello, hay que desarrollar las mejores técnicas de selección de personal. ¿Sabes cuáles son y cómo funcionan? Te invitamos a leer este artículo que hemos preparado especialmente para que conozcas este tema.

¿Qué son las técnicas de selección de personal?

Son los métodos empleados para seleccionar a los mejores candidatos para un puesto laboral. En general, todas las empresas utilizan más o menos las mismas, aunque pueden variar de acuerdo a la forma en que son aplicadas y según el criterio que cada empresa maneja para llevarlas a cabo.

 

Para esto es importante también el trabajo previo que el personal de reclutamiento haya realizado, en referencia al proceso mediante el cual buscarán a potenciales nuevos empleados. Dicho personal, suele ser un equipo de trabajo conformado por varias personas expertas en su área, generalmente conducidas por la gente de Recursos Humanos.

Tipos de técnicas de selección de personal

 

Debido a que la contratación de nuevos empleados es un concepto que ha existido durante años, el proceso para llevarlo a cabo se ha ido adaptando de acuerdo a las necesidades de las empresas y los cambios que se han dado con los avances tecnológicos y los distintos ritmos de vida. En este contexto, podemos entender que las técnicas de selección también han ido evolucionando conforme a las necesidades mencionadas.

El primer paso es seleccionar a un grupo de personas que puedan ser potenciales candidatos. Mayormente esto se hace recibiendo currículums, recomendaciones de otros empleados, seleccionando becarios o practicantes, o solicitando el trabajo de una agencia especializada. Una vez que ya se tiene un grupo sobre el cual trabajar, se procede a aplicar las técnicas de selección. Por supuesto, siempre se aplican varias de ellas, ya que sirven para evaluar distintas cosas. A continuación te hablaremos de las más empleadas hoy en día.

Entrevista

Es sin duda uno de los métodos que nunca falta durante el proceso, e incluso se puede realizar en más de una ocasión, atendiendo al tipo de entrevista que se lleve a cabo. Para que entiendas mejor esto, te hablaremos de las diferentes entrevistas que se pueden realizar.

  • Entrevista personal: Este suele ser uno de los primeros filtros, una vez que la empresa ya conoce el CV del aspirante y lo considera apropiado para el puesto. La importancia de esta técnica radica en que le permite al personal de reclutamiento, evaluar de primera mano a la persona que se postula, así como conocer su lenguaje corporal y reacciones, dos cuestiones que pueden ofrecer mucha información del candidato. Esta a su vez puede ser estructurada o sin estructura.
  • Entrevista estructurada o directa: Es la que se realiza siguiendo un cuestionario planeado con anticipación. La persona que la realiza sigue el orden establecido de las preguntas previamente formuladas y se atiene a ellas.
  • Entrevista sin estructura o abierta: Es lo contrario a la anterior. Las preguntas que realiza el reclutador se van dando sobre la marcha, de acuerdo a lo que va considerando relevante o prudente conocer acerca del candidato.
  • Varios entrevistadores o entrevista de panel: Si el puesto se relaciona con distintas áreas, es posible que el candidato sea entrevistado por representantes de las mismas, que puedan asegurarse y dar fe de los conocimientos del consultante. Además esta técnica permite evaluar al candidato bajo presión, pues se enfrenta con varios reclutadores a la vez.

En la actualidad, existen algunas variantes de la entrevista, que obedecen a la adaptación que mencionamos anteriormente. Entre ellas podemos encontrar:

  • Café y empleo: Pretende ser una entrevista mucho más casual, simulando una charla con una línea de preguntas no estructuradas. El objetivo es lograr que el candidato se sienta más tranquilo de tener una conversación con el reclutador, mientras literalmente, se toman un café.
  • Video conferencia. Aunque el reclutador puede ver y escuchar a la persona, esta modificación no suple por completo la entrevista personal. Sin embargo, ofrece una excelente alternativa para los candidatos que están a distancia.
  • Inteligencia Artificial. En esta variante, la entrevista es conducida por un “chatbot”, que es una interfaz automatizada capaz de “mantener una conversación” y realizarle preguntas al candidato. Esto funciona más que nada como un filtro.

Pruebas psicométricas

Éstas pruebas están diseñadas con el objetivo de evaluar la personalidad del candidato, independientemente de la labor que vaya a realizar. Ayudan dando a conocer los patrones de comportamiento del aspirante y las posibles reacciones que tendría ante ciertas situaciones.

Esta información permite hacer también una lectura del perfil, para tener mayor seguridad de si encaja con lo que la empresa busca y el puesto requiere. Sin embargo, debido a que cada individuo es único, este tipo de prueba no da conclusiones determinantes, sino que ofrece una guía de ciertos aspectos de la persona.

Pruebas de conocimientos y habilidades cognitivas

Esta es otra de las pruebas de suma importancia, pues a través de ella se puede constatar de manera tangible, qué tan preparado está el aspirante para el puesto en cuestión. Este tipo de prueba es mucho más específica, ya que se aplica tomando en cuenta el conocimiento aplicable al puesto para el cual se está postulando el candidato. Se puede decir que aquí se comprueba la preparación y experiencia plasmada en el currículum, y se demuestra que la misma es real, así como la capacidad del candidato para resolver distintas situaciones en el nuevo puesto.

Técnicas de simulación

Permiten a los reclutadores medir el potencial de los aspirantes. Suelen ser más asertivas que las anteriores, pues delimitan mucho más las áreas de evaluación y los conocimientos que se ponen a prueba. Aquí también podemos encontrar dos tipos:

  1. Dinámicas grupales. En este tipo de prueba se puede apreciar cómo interactúa un individuo en distintas circunstancias, y cómo cambia su forma de ser, dependiendo de con quién se relaciona.
  2. Debates. Esta prueba tiene el mismo fin, pero aborda al individuo desde una dinámica más intelectual, donde la argumentación hablará mucho acerca de su proceso mental.

Assessment Center

Por medio de esta técnica, es posible predecir conductas de los candidatos. El concepto principal es aplicar varias pruebas distintas que arrojen información concreta. Entre ellas están los juegos de rol y las pruebas psicotécnicas.

¿Cómo llevar a cabo las técnicas de selección de personal?

No existe una fórmula específica ni una serie de instrucciones a seguir. La aplicación de las técnicas dependerá mucho de cada empresa, así como del puesto que deseen llenar. Además, en cada empresa existe también un esquema organizacional distinto, que influirá en el tipo de pruebas a escoger, y la manera de aplicarlas.

¿Qué hacer si las técnicas de selección de personal fallan?

Sin duda una prueba por sí misma, difícilmente ofrecerá una lectura final y documentada del candidato. Sin embargo, un conjunto de ellas sí te puede dar un buen perfil de la persona que se está evaluando. Por lo mismo, no debes preocuparte si un resultado no te funciona por sí mismo, ya que siempre tendrás el respaldo de otras pruebas. Además, es conveniente que tanto la aplicación como la evaluación de cada prueba, esté a cargo de personal calificado. Por ejemplo, las pruebas psicométricas deben ser evaluadas por un psicólogo.

Te podria interesar

Si te ha servido este documento compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *