EL ENSAYO

por Redacción Milformatos el 04 de noviembre de 2020

Elige una opción de Descarga Gratis


Actualizado el: 03/11/2020

Tiempo de llenado: 1 hora

Descargas: ¡NUEVO!


Tanto estudiantes de secundaria, como estudiantes universitarios han tenido alguna vez que redactar un ensayo. Es una de las tareas más comunes pero también una de las más exigentes, porque es fácil confundirlo con otro tipo de trabajos escritos. Aquí te enseñamos la manera correcta de realizar un ensayo para que triunfes en tu vida académica.

¿Qué es el ensayo?

El ensayo es un texto que expone ideas y argumentos sobre un tema en específico, en el cual el autor defiende un punto de vista. En ese sentido, se puede decir que el ensayo se asocia a la libertad de pensamiento. Sin embargo, para su redacción es indispensable consultar información de fuentes confiables.

 

En la escuela, el ensayo es una de las tareas más comunes para los estudiantes. Su objetivo principal consiste en apoyar una postura precisa frente a un problema determinado. Por lo tanto, los estudiantes deben poner en práctica sus habilidades para organizar ideas y estructurar argumentos.

Tipos de ensayos

Los tipos de ensayos se pueden catalogar según la temática que abordan o el enfoque de la redacción. Estos son los más comunes:

  • Científico
  • Argumentativo
  • Expositivo
  • Literario

Características del ensayo

Si es la primera vez que redactas un ensayo, o si todavía no estás seguro de entender la diferencia entre esta clase de texto y otros trabajos académicos, es importante que conozcas las características que lo distinguen:

  • Es un texto subjetivo, en el cual el autor expresa y defiende su punto de vista. También utiliza la estructura y el enfoque que le parezca más adecuado.
  • Se sustenta en información confiable, ya que el autor debe investigar fuentes fidedignas para encontrar información que apoye su posición.
  • Puede ser argumentativo y expositivo, porque intenta convencer al lector y explicar muy bien un tema determinado.
  • Tiene gran variedad de temas, ya que el autor puede elegir casi cualquier temática sobre la cual escribir: literatura, psicología, política, problemas sociales, etc.
  • No tiene una extensión determinada, es decir, puede ir desde un par de páginas hasta cientos de ellas, según el espacio que requiera el autor para dejar en claro su premisa.
  • Tiene una estructura flexible. Aunque el colegio o la universidad pueden exigir un formato específico, generalmente el autor es libre de organizar el ensayo a su gusto.

Estructura del ensayo

Al redactar un ensayo, el autor tiene la libertad de elegir la organización que más se ajuste a sus objetivos. No obstante, en el ámbito escolar es bastante común que los colegios o universidades pidan una estructura estándar para los estudiantes

Esto es lo que debes saber sobre cómo estructurar tu ensayo:

Introducción

En esta sección del ensayo, se presenta cuál es el tema y cuál es el objetivo que se persigue. Así que la introducción debe plantear la pregunta, reflexión o hipótesis del autor y despertar la curiosidad del lector. Por ejemplo, es válido emplear historias cortas o anécdotas y también explicar brevemente conceptos útiles para la comprensión del lector.

Desarrollo

Debe cubrir la mayor parte del ensayo, ya que corresponde a la parte donde se explican detalladamente los argumentos descritos en la introducción, ampliando los conceptos, controversias o ejemplos, que sustenten tu postura como autor. 

Es fundamental que sigas una línea de argumentación estructurada, de modo que cada idea expuesta contribuya a formar tu punto de vista completo. En el desarrollo se pueden utilizar citas directas e indirectas de otros autores, libros o artículos.

Conclusión

En la parte final del ensayo, en la cual el autor expone un resumen de todas las ideas presentadas en los párrafos anteriores y proyecta sus aportes, proporcionando reflexiones, recomendaciones o una opinión final.  

¿Cómo hacer un ensayo?

Escribir un ensayo puede parecer un proceso complicado. Pero si lo haces de forma ordenada, puede resultar más sencillo y divertido. Estos son algunos consejos prácticos a seguir:

1. Elegir el tema del ensayo

Debes seleccionar un tema que te interese y te despierte la voluntad de investigar. A menudo el tema puede ser impuesto por el docente. Si este es el caso, es recomendable informarte y conocerlo muy bien para que puedas formular tu opinión.

2. Comenzar a investigar sobre el tema

Cuando hayas escogido un tema, debes empezar a investigar. Consulta fuentes oficiales y confiables; puedes buscar información en libros, artículos de revistas, documentales, etc. Recuerda anotar las referencias que utilizaste para luego poder organizar tu lista de referencias al final del ensayo.

3. Establecer el enfoque o perspectiva como autor

Después de haber indagado sobre el tema, tendrás el conocimiento necesario para decidir cuál será el enfoque, o el punto de vista que defenderás en el ensayo. La pregunta o problema del ensayo debe ser bastante precisa, para evitar que la argumentación se desvíe del tema central.

4. Trabajar con los ejes de argumentación

Una vez que tengas la pregunta, piensa en los argumentos que pueden ayudarte a probar tu punto de vista. Luego, debes elegir los autores y las fuentes que proporcionan información que puedes utilizar para apoyar tus argumentos.

5. Utilizar esquemas o borradores

Si no estás muy seguro sobre cómo comenzar a escribir tu ensayo, prueba construyendo esquemas o borradores primero. Así puedes organizar las ideas principales y secundarias, además de otros detalles de la redacción.

6. Respetar el plan de redacción

Un ensayo no tiene una extensión estricta en la mayoría de los casos. Puedes utilizar todo el espacio necesario para desarrollar muy bien tus argumentos. Sin embargo, debes evitar agregar información de relleno que distraiga o confunda al lector.

7. Escribir una conclusión útil y concreta

Para la conclusión del ensayo, se deben explicar brevemente los argumentos más importantes y establecer la conexión de cómo éstos sustentan la opinión del autor. Recuerda no agregar ideas nuevas, porque puedes confundir al lector que todavía está reflexionando sobre las ideas ya planteadas.

Ejemplo del ensayo

¿Debemos leer libros impresos o libros electrónicos?

Por Adriana Rojas

 

El primer libro impreso apareció durante el siglo XV, hace más de 500 años. Mientras que los libros electrónicos salieron a escena por la década de los 70’s. Actualmente estos dos formatos conviven en el mercado literario y en las bibliotecas de todos los lectores. Sin embargo, hay quienes afirman que leer libros electrónicos elimina la magia del placer de la lectura. Por otro lado, muchas personas también defienden que el proceso de ir hasta la librería a comprar el formato impreso y luego almacenar decenas y decenas de libros, es un desperdicio innecesario. A todo esto, vale la pena preguntarse, ¿importa más el formato en el que se lee, que el contenido del libro en sí mismo?

         La publicación de libros electrónicos ha ido en aumento los últimos años. Libros que antes solo estaban disponibles en formato impreso, ahora cuentan con una edición en formato digital, en parte para asegurarse de llegar a nuevos grupos de lectores. No obstante, hay personas que todavía se niegan a probar este adelanto tecnológico y prefieren apegarse al formato tradicional.

         En cada caso particular, la elección entre la opción impresa y la electrónica parte de una preferencia personal. El lector que ama los libros impresos tiende a asociar con ellos ciertos olores, texturas y colores, que se quedan en su memoria, y son más fáciles de evocar cuando se vuelven a tocar estas páginas. Por su parte, las personas que prefieren los libros electrónicos son atraídas por la posibilidad de ahorrar espacio y dinero, además de tener al alcance de la mano información extra sobre lo que está leyendo, gracias al hipertexto.

         Es importante resaltar el hecho de que los libros impresos no siempre llegan a todas partes del mundo, especialmente a zonas remotas. En ese sentido, la facilidad e inmediatez del libro electrónico ha permitido expandir el noble hábito de la lectura a personas que antes no conocían de esta actividad, o no podían acceder a ella. Leer proporciona alegría y placer, sin importar el formato donde vengan plasmadas las palabras. Representa una ventana a nuevas oportunidades, la cual debería ser apreciada en cualquier situación.

Formato de ensayo

Para evitar cualquier tipo de confusión, te invitamos a descargar nuestro formato de ensayo para rellenar, completamente gratis. Una vez que lo tengas contigo puedes editarlo en Word, o guardarlo como documento PDF.

Formato de ensayo
Formato de ensayo

Descarga gratis un Formato de Ensayodescarga el formato

Te podria interesar

Si te ha servido este documento compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *