CONTRATO DE SUBARRENDAMIENTO

por Redacción Milformatos el 15 de enero de 2021

Elige una opción de Descarga Gratis


Actualizado el: 05/01/21

Tiempo de llenado: 10 minutos

Descargas: NUEVO


El Contrato de Subarrendamiento es muy parecido a un contrato de arrendamiento genérico, pero tiene una particularidad; una de las partes, el arrendador, no es el propietario del bien, sino que él mismo es arrendatario del bien que renta.

Es importante contar con un buen contrato de subarrendamiento para ambas partes, ya que así se tendrán bien claras las condiciones de renta y uso, evitando problemas y conflictos a futuro, así como los términos en los que el subarrendador está facultado para celebrar este contrato. 

Aquí te explicamos qué debe incluir tu contrato para que sea válido y para que constates que tu subarrendamiento esté asegurado, ya sea que eres el subarrendador o subarrendatario. También te dejamos un machote elaborado por nuestro equipo legal para que lo utilices en tus operaciones. Lo puedes descargar de manera gratuita.

¿Qué es un Contrato de Subarrendamiento?

El contrato de arrendamiento genérico es un documento legal que sirve para pactar un acuerdo entre dos partes, las cuales son arrendatario y arrendador. En dicho documento el arrendatario cede los derechos de uso de una propiedad, mueble o inmueble, al arrendador, por un periodo de tiempo determinado y, por lo general, por una suma de dinero acordada por ambas partes.

 

El contrato de arrendamiento es siempre un contrato de naturaleza civil.

El elemento que distingue al Contrato de Subarrendamiento es su elemento personal, es decir, las partes que intervienen en el contrato, ya que en este caso, quien renta el bien no es propietario de éste, sino que el subarrendador es a su vez arrendatario de alguien más.

Una vez que el subarrendador y el subarrendatario firman el Contrato de Subarrendamiento, usualmente, ambos estarán legalmente obligados a los términos del mismo, siempre que los mismos no vayan en contra de las leyes establecidas ni en contra del contrato de arrendamiento del bien original.

Elementos del Contrato de Subarrendamiento

 

Lo que más te recomendamos es verificar si el subarrendador tiene facultades para subarrendar el bien, ya que como explicamos, esta persona no es propietario del bien. Esto debe verificarse en el contrato de arrendamiento original, en el cual debe haber una cláusula que permita o prohíba al arrendatario original del bien subarrendarlo.

Son tres las partes del contrato de subarrendamiento:

  • Arrendador, el propietario de la vivienda.
  • Arrendatario, que a su vez se convierte en subarrendador al firmar el contrato de subarrendamiento posterior.
  • Subarrendatario, que es el nuevo arrendatario o subarrendatario.

La celebración de este contrato es muy común; se da por ejemplo, cuando tú rentas una casa por un periodo de un año. Durante ese año, tú no ocuparás el bien durante tres meses, porque saldrás de la ciudad, pero deseas rentarle a alguien más el bien para no perder dinero. Lo que haces, si el arrendador original te lo permite, es celebrar el contrato de subarrendamiento, por el periodo que tú no ocuparás el bien, en el cual te volverás arrendador de alguien más, mientras mantienes la calidad de arrendatario del bien ante el propietario.

Es importante incluir en este contrato la descripción del bien que se da en arrendamiento, así como el estado en el que se encuentra y el inventario de todos los bienes muebles que se encuentren dentro del mismo.

Declaraciones

Aquí se pone en manifiesto la identidad de los participantes (subarrendador y subarrendatario), así como la información personal respaldada por una identificación oficial o una copia certificada.

De igual forma, en esta sección se debe declarar que el subarrendador tiene los derechos suficientes sobre el bien, así como las facultades del subarrendador para rentarlo al subarrendatario. El subarrendatario debe manifestar estar consciente de que el subarrendador no es propietario del bien.

En ambos casos es aconsejable respaldar dichas declaraciones con documentos oficiales, siendo estos en el primer caso las escrituras o títulos legales correspondientes.

En algunos casos es común incluir un testigo dentro del contrato para brindar mayor seguridad a ambas partes, en dicho caso es pertinente incluir los datos que acrediten la identidad de dicho testigo.

Cláusulas

Esta sección puede ser tan larga o corta como se desee y, aunque en general hay formatos de contratos de arrendamientos estándar, también es posible incluir más cláusulas para hacer el acuerdo tan específico y claro como sea necesario.

Las cláusulas más comunes estipulan los siguientes detalles:

  • El estado del bien con el que el subarrendatario se encuentra en conformidad.
  • Ubicación y descripción del bien que se va a otorgar en subarrendamiento. Detallar las medidas, linderos, colindancias, superficie de terreno, superficie de construcción y superficie total del bien.
  • El depósito a pagar por el subarrendatario.
  • El costo y plazos para pagar la renta.
  • La duración del contrato con fecha de inicio y fecha de terminación. También es posible extender un contrato sin fecha final, si es necesario.
  • Los usos que se pueden dar al bien.
  • La responsabilidad sobre quién recae el pago de servicios o costos generados por el uso del bien.
  • La posibilidad de subarrendar el bien.
  • Condiciones de terminación del contrato, por ejemplo: determinar un plazo mínimo para dar aviso al subarrendatario o situaciones bajo las cuales el contrato puede ser cancelado.
  • Obligaciones contraídas por el aval y el monto a las que éstas ascienden.

Firmas y Anexos

Deberán firmar tanto el subarrendador como el subarrendatario, y en caso de que los haya, los testigos o fedatario público.

Cada una de las hojas del contrato de subarrendamiento y sus anexos deberá ir firmada.

En cuanto a los anexos, te recomendamos incluir el documento que pruebe la facultad para subarrendar el bien por parte del subarrendador; tal como el contrato de arrendamiento original. También formatos para elaborar los recibos de pago y pagarés, en caso de que desees garantizar el cumplimiento del pago.

Formato de Contrato de Subarrendamiento

Aquí te dejamos un formato de Contrato de Subarrendamiento listo para ser utilizado. Únicamente hace falta completar la información particular para tu caso específico.

Machote de Contrato de Subarrendamiento
Machote de Contrato de Subarrendamiento

Descarga gratis Contrato de Subarrendamientodescarga el formato

Te podria interesar

Si te ha servido este documento compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *