ARRENDADOR Y ARRENDATARIO

por Redacción Milformatos el 15 de julio de 2021

¿Estás apunto de firmar un contrato de renta y no sabes la diferencia entre arrendador y arrendatario? En este artículo te diremos todo lo que necesitas saber sobre el tema. Además de explicarte las diferencias, te diremos los tipos que existen y cuáles son sus derechos y obligaciones.

¿Qué son el arrendador y el arrendatario?

Arrendador

También conocido como casero, el arrendador es el dueño de una propiedad en renta. A través de un contrato de alquiler o arrendamiento expone sus garantías para evitar riesgos con los inquilinos.

 

Por lo general, estas garantías son adelantos o depósitos adicionales al pago mensual. De hecho, tiene derecho a solicitar al menos un mes de alquiler, que por lo general sirve para asumir gastos del deterioro de la propiedad tras seis meses o un año de uso, según sea el caso.

Asimismo, es una forma de sopesar gastos en casos de falta de pago o atrasos con las mensualidades.

Una vez que termina el periodo de contrato, si el inmueble está intacto y no hubo problemas con los pagos, el depósito se devuelve íntegro al inquilino.

El arrendador se encarga de pactar con el arrendatario el tiempo del alquiler, la cantidad y las condiciones de renta. Por ejemplo: no fumar dentro del inmueble, no meter mascotas, etcétera.

Arrendatario

El inquilino o arrendatario es el individuo que puede usar el inmueble a cambio de una mensualidad.

Además de la mensualidad, deberá cumplir con las condiciones pactadas en el contrato. Asimismo, está obligado a entregar en condiciones óptimas el inmueble.éEn caso de modificaciones o destrucción parcial o total, deberá asumir los gastos que estos originen.

Un arrendatario puede adquirir un seguro de hogar para inquilinos para evitarse mayores conflictos. Se debe considerar que, sin importar la cantidad de dinero que pague por vivir en el inmueble, no le pertenece ni le pertenecerá.

Tipos de Arrendador y Arrendatario

 

Tipos de arrendador

Particulares: El alquiler o renta del bien o propiedad se negocia y realiza entre particulares. Esto evita el pago de comisiones, pero continúa sometido a la ley vigente.

Agencias: Una empresa se encarga de toda la documentación y trámites. Aunque es más cómodo para el dueño de la casa o objeto a rentar, se debe pagar una tarifa por el servicio.

Constructoras: En algunos casos, estas compañías se encargan de poner en alquiler viviendas de obra nueva. Sin embargo, en este caso es importante señalar quién se encargará de asuntos como reparaciones, en caso de que surjan composturas.

Instituciones financieras: Estas entidades poseen una cartera de viviendas que, en determinadas ocasiones, ponen en renta. Sin embargo, existe poca flexibilidad en las negociaciones. Además, pueden tomar decisiones sin consultar a los inquilinos.

Tipos de arrendatario

En el caso del inquilino o arrendatario, se clasifican según el tipo de arrendamiento que contratan. Los más comunes son los siguientes:

  • Vivienda.
  • Local para negocio.
  • Estacionamiento para vehículo.
  • Inmueble de temporada, por ejemplo, para vacaciones y descansos.
  • Fincas o ranchos.
  • Vehículos: autos, motos y hasta bicicletas u otros automotores.
  • Maquinaria, en el caso de empresas.
  • Obra y de servicios.

Cómo redactar un contrato entre Arrendador y Arrendatario

Para especificar al arrendador y arrendatario en un contrato se deben dar a conocer sus derechos y obligaciones. Aquí te damos algunos generales, pero si quieres información completa para elaborar un contrato de este tipo, puedes dar clic aquí en este enlace, donde encontrarás este tema tratado a profundidad, e incluso podrás descargar un machote de este tipo de contrato.

Obligaciones del arrendador:

  • Hacer de la vivienda un espacio habitable. Es decir, que cuente con las condiciones y servicios básicos para que una persona o personas puedan vivir cómodamente.
  • Ofrecer un contrato de renta ajustado a la normativa vigente de su localidad.
  • Reparar oportunamente el desgaste de materiales para mantener las condiciones de habitabilidad, sin que esto incremente el precio de renta.
  • Pagar los servicios e impuestos del inmueble, a menos que se haya acordado que lo hará el inquilino.
  • Respetar la privacidad del arrendatario en la propiedad, así como su derecho a disponer de ella.
  • No romper el plazo pactado en el contrato.
  • Devolver el depósito al arrendatario cuando finalice el convenio y se marche, si no hay daños ni desperfectos.

Derechos del arrendador:

  • Cobrar la renta en la fecha y forma acordadas con el inquilino.
  • Revisar las remodelaciones que quiera hacer el arrendatario, ya sea para autorizar o negar.
  • No renovar el contrato, si necesita la vivienda para él, para su familia o para rentarla a otro inquilino.
  • Solicitar aval o garantía para asegurar el cobro de la renta.
  • Desalojar por una causa justificada y tras cumplir algunos requisitos procesales.
  • Rescindir el contrato, en caso de que el arrendatario no respete el acuerdo.

Obligaciones del arrendatario:

  • Cubrir el depósito o fianza al firmar el contrato.
  • Pagar la renta puntualmente en la fecha y forma acordados.
  • Mantener la vivienda en buenas condiciones.
  • Pagar los servicios, como agua, luz, etcétera, si así se acordó con el dueño.
  • Cubrir las reparaciones de mantenimiento derivadas del uso habitual de la vivienda.
  • No introducir mascotas ni llevar a vivir más personas a la propiedad, a menos que así se haya acordado con el arrendador.

Derechos del arrendatario:

  • Habitar el inmueble sin ser perturbado por el arrendador. A menos que se acuerde un ‘derecho a ingreso’. Este aplica solo en emergencias, cuando se debe mostrar la unidad a un posible inquilino o por reparaciones. Sin embargo, se debe notificar por adelantado al arrendatario.
  • Rescindir el contrato de arrendamiento, en caso de urgencia, con previo aviso.
  • Recuperar el depósito, si ha cumplido con las condiciones del contrato y el inmueble está como se lo entregaron.
  • Exigir que el arrendador se haga cargo de las reparaciones estipuladas en el contrato.
  • Obtener recibo que acredite el pago puntual de la renta.
  • Derecho de adquisición preferente, si el propietario decide vender la propiedad.

Ejemplos de Arrendador y Arrendatario

Ejemplo de arrendador y arrendatario en alquiler de inmueble:

El arrendatario busca un departamento en el centro con vista a la calle, en el que le permitan tener a su perro chihuahua y tocar su instrumento musical, un saxofón.

Llega a un piso localizado a cinco minutos de distancia de la plaza principal en el que aceptan mascotas. Sin embargo, debe negociar con el arrendador la posibilidad de practicar música. El dueño del lugar está dispuesto a aceptarlo, siempre y cuando se limite a un horario de 12:00 a 18:00 horas y con un aumento del 15 por ciento en la tarifa inicial.

Además, el arrendatario debe comprometerse a firmar pagarés para asegurar 6 meses de renta y hacer un depósito de dos mensualidades por adelantado. Éste accede, siempre y cuando le garanticen que durante el periodo en que tocará su instrumento no será importunado por nadie. Finalmente, ambos cierran el trato.

Recursos útiles para Arrendador y Arrendatario

Ahora que ya sabes las diferencias entre un arrendador y arrendatario, debes saber que todos los acuerdos entre ambos deben quedar por escrito. Las promesas orales pueden generar confianza, pero no son admisibles en casos de reclamos por inconformidad.

Si como arrendador no deseas que tu arrendatario introduzca mascotas, asegúrate de que una cláusula lo especifique en el contrato.

Asimismo, como inquilino debes contar con una copia del convenio para que estés enterado de lo que puedes o no hacer en la propiedad y bajo qué condiciones.

Si necesitas más información sobre el tema, checa nuestros artículos:

https://milformatos.com/guias/como-llenar-un-contrato-de-arrendamiento/

https://milformatos.com/contratos/contrato-de-arrendamiento-de-vehiculo/

https://milformatos.com/contratos/contrato-de-arrendamiento-de-terreno/

https://milformatos.com/contratos/contrato-de-arrendamiento-de-local/

Te podria interesar

Si te ha servido este documento compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *