PLAN DE LECTURA

por Redacción Milformatos el 09 de enero de 2021

Elige una opción de Descarga Gratis


Actualizado el: 06/01/2021

Tiempo de llenado: 20 minutos

Descargas: ¡Nuevo!


La lectura es tanto una habilidad como una actividad crucial en la etapa escolar de todos los jóvenes. Tiene beneficios valiosos como ejercitar la capacidad de análisis y despertar la creatividad, por ello los colegios y los docentes deben esforzarse por cultivar este hábito en los estudiantes. Un instrumento que permite alcanzar este objetivo, es el plan de lectura, pues proporciona una hoja de ruta para abordar las limitaciones de cada alumno. Aprende a construir un plan de lectura, según sus características y elementos. Presta atención a nuestro ejemplo y descubre cómo utilizar el formato para descargar gratis.

¿Qué es un plan de lectura?

Un plan de lectura consiste en la elaboración de un programa, que organiza actividades enfocadas a optimizar y reforzar el proceso lector de los estudiantes. Teniendo en cuenta que, el proceso lector es esa transformación que ocurre entre la lectura y la comprensión de un texto.

 

La finalidad de este instrumento es diseñar estrategias que conviertan la lectura en un hábito y no en una obligación. El docente escoge los textos, de acuerdo al nivel de conocimientos de los alumnos y a sus intereses. Luego, planifica actividades o evaluaciones que le ayudarán a verificar el progreso de los jóvenes, diagnosticar debilidades y solucionar problemas.

Tipos de planes de lectura

Los planes de lectura se pueden clasificar dependiendo de quién los formule y para quién. En ese caso, hay dos clases principales:

  • Plan de lectura de centro educativo.
  • Plan de lector individual.

Características del plan de lectura

El plan de lectura que organiza un docente, tiene características diferente al que puede crear otra persona para su uso personal. Ya que en el primer caso, debe estar bien estructurado para alcanzar objetivos específicos que serán notables en la vida escolar de los estudiantes.

  • Es el resultado de un análisis cuidadoso. El plan de lectura no puede ser estructurado de forma arbitraria, sino que el programa debe responder a una evaluación previa que realiza el docente sobre su grupo de estudiantes. De esa forma se asegura de que el plan tenga los objetivos correctos.
  • Se ajusta al grado de habilidad de los alumnos. Las lecturas que se recomiendan y las actividades a concretar, deben ser congruentes con las habilidades de los jóvenes, para poder trabajar efectivamente en sus debilidades y fortalezas.
  • Debe ser progresivo. Esto significa que los objetivos se plantean en orden, de modo que, al alcanzar una meta se puede avanzar a la siguiente. Y todo lo aprendido o dominado con la actividad anterior, sirve para continuar mejorando en la próxima.
  • Está acompañado por la participación activa del docente. Un plan de lectura es una guía para la planificación del docente. Sin embargo, este instrumento solo funciona si el educador se compromete de forma dinámica con todo el proceso, motivando el interés de los estudiantes.

Estructura de plan de lectura

Todos los elementos del plan de lectura, tienen la finalidad de describir una imagen completa sobre la situación actual del grupo de estudiantes. Esta es la estructura estándar que puede tener el instrumento:

Identificación y denominación

El documento comienza con la denominación del plan de lectura, es decir, el título que se le asigna. Seguidamente, es pertinente agregar algunos datos sobre el centro educativo, el docente encargado, el grupo de alumnos y otros, que serán útiles para identificar a quién pertenece el plan y cómo utilizarlo.

Justificación

Este segmento se define después de evaluar la situación del grupo de estudiantes al que va dirigido el plan. Básicamente, explica por qué debe realizar el plan de lectura, exponiendo las necesidades de los estudiantes y describiendo cómo podría ser de ayuda este instrumento.

Resulta crucial dejar muy claro los beneficios de este plan de lectura en particular, de modo que se justifique cómo se ajusta a los problemas de la institución y ofrece una solución viable.

Objetivos

Se comienza por establecer un objetivo general, el cual suele ser la solución al principal problema del grupo de estudiantes. A partir de allí, se estructuran los objetivos específicos, todas las metas que se deben alcanzar de forma progresiva hasta completar el propósito del plan de lectura.

Los objetivos se redactan con verbos en modo infinitivo. Además, se debe ser tan preciso y concreto como sea posible. Igualmente, las metas necesitan ser realistas, relevantes y alcanzables, de acuerdo con el período de tiempo y los recursos disponibles.

Actividades

Las actividades se configuran con base en los objetivos del plan. Estas pueden ser ejecutadas por los estudiantes, o por el cuerpo de docentes, de acuerdo con su diseño. Por ejemplo, una actividad podría ser “Conservatorio con un escritor de libros infantiles” (los participantes son los niños), o “Recolección de donaciones de libros para la biblioteca del colegio” (participan docentes y padres).

Recuerda que la creatividad es fundamental, para diseñar actividades efectivas, pero que no resulten una tarea aburrida para los alumnos. Es válido organizar actividades dentro y fuera del salón de clases. Así como también involucrar a los padres en los eventos y estructurar tareas individuales o grupales.

Evaluación

Para comprobar que las actividades se han realizado correctamente y que los objetivos se han cumplido uno a uno, es pertinente preparar evaluaciones periódicas. Como docente debes ser capaz de establecer indicadores acertados para examinar las habilidades y competencias que desarrollan tus estudiantes, a medida que el plan avanza.

Las evaluaciones, al igual que las actividades, necesitan tener un componente creativo y didáctico, para que los alumnos puedan mostrar sus progresos de forma natural, sin sentirse agobiados ni juzgados. Una vez concluido el plan de lectura, es posible utilizar los datos recogidos durante las evaluaciones, para identificar problemas y hacer las modificaciones apropiadas para un nuevo plan.

Cómo hacer un plan de lectura

Los siguientes consejos pueden ser útiles para aclarar tus últimas dudas, antes de elaborar tu plan de lectura. Toma nota y presta mucha atención:

1. Examina y diagnostica a tus estudiantes

Todo plan de lectura debe tener un propósito, de lo contrario no se podrían hilar todos sus elementos. Para encontrar este objetivo primero es necesario conocer las habilidades de lectura que tiene tu grupo de estudiantes. Los más recomendable es realizar este diagnóstico al comienzo del año escolar, así tendrás tiempo para diseñar tu plan y ejecutarlo.

Durante las primeras semanas de clase puedes organizar actividades de reconocimiento, sesiones de lectura individuales y grupales, entre otras estrategias. Sobre todo, debes enfocarte en evaluar aptitudes como fluidez, vocabulario, atención, razonamiento, decodificación, comprensión y comportamiento.

Lleva un registro de todos los datos que reúnas. Luego toma el tiempo que necesites para identificar cuáles son los problemas que se repiten en el grupo, además de cuáles debilidades puedes abordar de forma grupal y cuáles deberás trabajar individualmente con cada estudiante. Esta es la oportunidad para establecer los objetivos.

2. Elige los libros con cuidado

Este punto es particularmente importante por dos razones:

En primer lugar, tienes que asegurarte que tus alumnos puedan trabajar con los textos que has escogido. Es decir, que el contenido, el grado de dificultad y la extensión, sean apropiados. Además de que los temas sean interesantes y beneficiosos para todos los estudiantes por igual.

Y en segunda instancia, debes tomar previsiones en el asunto de la logística. Esto implica determinar si el centro educativo cuenta con los recursos necesarios para proporcionar los libros, si serán los padres quienes se encarguen de adquirirlos, o si existe alguna otra solución que puedas aplicar.

3. Usa un cronograma como material de apoyo

Normalmente el plan de lectura no incluye un cronograma. Sin embargo, este instrumento puede ser realmente útil, si quieres estructurar un programa que puedas ejecutar en un período de tiempo limitado. Ajusta las actividades y evaluaciones al cronograma como un borrador, para comprobar que todas están en orden.

Después puedes guardar el cronograma con otros documentos importantes para tus clases y revisarlo siempre que lo necesites.

Ejemplo del plan de lectura

Colegio Castillo del Cielo

Plan de lectura

 

Lic. Gabriela Romero
3er grado
Ciclo 2020 – 2021

1. Justificación del plan

Entre los niños de 8 y 9 años de edad, la lectura es una herramienta de aprendizaje fundamental. Por lo tanto, debe ser abordada con mucha atención y seriedad. Durante el 3er grado de la educación primaria, los estudiantes desarrollan mejores habilidades para comunicarse de formal oral y escrita. En consecuencia, necesitan de mayor fluidez y seguridad en su proceso lector. El diseño de un plan de lectura es pertinente para fomentar buenos hábitos de estudio y ejercitar el razonamiento.

2. Objetivos

2.1 Objetivo general

Desarrollar aptitudes de razonamiento y comprensión lectora en los estudiantes de 3er grado, a través del establecimiento de hábitos de lectura y el descubrimiento de la literatura infantil.

2.2 Objetivos específicos

  • Gestionar el acceso al material de lectura educativo y recreativo, para todos los alumnos del 3er grado de primaria, en el Colegio Castillo del Cielo.
  • Guiar a los estudiantes a establecer hábitos de lectura correctos y eficientes.
  • Emplear estrategias de comprensión lectora para encontrar información dentro del texto y dar respuesta a preguntas planteadas.
  • Fortalecer la seguridad y fluidez de los alumnos al leer libros en voz alta.

3. Actividades

Las actividades del plan de lectura involucran a las autoridades del colegio, al cuerpo docente, a los alumnos y a los padres. De igual modo, incluyen una selección de lecturas recomendadas y obligatorias, para poder desarrollar cada uno de los objetivos del programa.

3.1 Asignación los libros

Recolectar donaciones de libros a la biblioteca del colegio, por parte de los padres e instituciones públicas o privadas. Además de acondicionar una sala de lectura dentro de la biblioteca, para que los estudiantes usen en su tiempo libre.

Entregar las listas de textos recomendados y textos obligatorios que deberán adquirir los padres, a lo largo del ciclo académico.

3.2 Uno, dos, tres… Cuentos para cualquier hora del día: Construcción de hábitos de lectura en casa

Junto con el libro “Uno, dos, tres… Cuentos para cualquier hora del día” de Isabela Romo, los padres o representantes animarán a los niños a leer un cuento diario. Las lecturas se deben realizar fuera del horario de clases, en el tiempo libre de los alumnos. Y es fundamental que los padres u otro adulto responsable acompañe a los niños, para ofrecer ayuda con cualquier dificultad.

3.3 Diálogo con los libros: Formulación de preguntas y respuestas

Cada semana todo el grupo de estudiantes leerá el mismo cuento en dos partes, dentro del salón de clases. Luego de las sesiones de lectura se organizarán en grupos de 4 estudiantes, para responder las preguntas formuladas por el docente y por ellos mismos. Además, se realizarán dibujos individuales sobre el contenido del texto.

Libros recomendados:

  • “La mariposa que no sabía volar” – Daphne Falcón
  • “Tres amigos en el museo” – Gael Sarmiento
  • “Un beso de mandarina” – Eulalia Canal
  • “Para ser pirata” – Beatriz Giménez

3.4 Lectura con roles: Práctica para ganar seguridad al leer en voz alta

El grupo completo de estudiantes deberá leer el mismo libro dentro del salón de clases. De acuerdo con el número de personajes en el libro, a cada alumno se le asigna uno de ellos. Luego, se lee el libro en voz alta y los niños intervienen cada vez que es el turno de su personaje.

4. Evaluaciones

4.1 Presentación de libros

El estudiante elige su lectura favorita de todo el ciclo escolar y organiza un presentación frente al resto de sus compañeros, acerca del contenido del libro y lo aprendido sobre él.

Indicadores a evaluar:

  • Representación gráfica del libro
  • Comprensión lectora
  • Dominio del tema
  • Habilidades de expresión oral

4.2 Continuación de las historias

Se escoge uno de los textos obligatorios y se redacta una continuación del final. Es necesario utilizar los mismo personajes y la temática del autor.

Indicadores a evaluar:

  • Coherencia
  • Habilidades de expresión escrita
  • Dominio del tema
  • Ortografía

4.3 Identificación de textos

El alumno recibe un cuestionario donde se narran distintas situaciones de diferentes libros, pero que se mezclan unas con otras. Los estudiantes deben identificar a qué lectura pertenece cada segmento y ordenarlos.

Indicadores a evaluar:

  • Comprensión lectora
  • Reconocimiento de las lecturas
  • Seguridad en el tema

Formato de plan de lectura

Con la intención de prevenir cualquier clase de confusión, te invitamos a descargar nuestro formato de plan de lectura para completar gratis. Podrás editarlo en Word, o guardarlo como documento PDF para utilizarlo en otro momento.

 

Formato de plan de lectura
Formato de plan de lectura

Descarga gratis Formato de plan de lecturadescarga el formato

Te podria interesar

Si te ha servido este documento compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *