INFORME CIENTíFICO

por Redacción Milformatos el 29 de noviembre de 2020

Elige una opción de Descarga Gratis


Actualizado el: 29/11/2021

Tiempo de llenado: 1 hora

Descargas: NUEVO


El informe científico es un documento bastante empleado por estudiantes de la universidad y también de la secundaria, el cual les permite difundir los resultados de un estudio. ¿Tienes experiencia redactando esta clase de trabajos escritos? Aunque se trata de un informe detallado, no tiene porque ser un dolor de cabeza o una actividad muy complicada. Presta atención a los consejos que compartimos sobre cómo estructurar y redactar tu informe científico, para ahorrarte horas de confusión y trabajo duro.

¿Qué es un informe científico?

El informe científico es un documento que, de forma organizada y metodológica, reúne información acerca de alguna investigación o experimento realizado. Su propósito es revelar detalles sobre los procesos, resultados y estimaciones en relación a la temática estudiada.

 

Es tarea difícil divulgar los aportes de una investigación sin la elaboración de un informe científico. Por lo tanto, es imprescindible tanto en  la vida profesional como estudiantil, saber redactar y estructurar este tipo de trabajo.

Características de un informe científico

El informe científico siempre se escribe bajo algunos criterios que facilitan su lectura e interpretación. En este sentido, para redactar un buen informe debes tomar en cuenta las siguientes características fundamentales:

  • Se utiliza el lenguaje impersonal. Generalmente el informe científico se escribe de forma impersonal, es decir, en tercera persona del singular. Esta es una modalidad empleada para garantizar que el autor mantenga un punto de vista objetivo.
  • Contempla una estructura lógica. El informe científico debe reflejar un orden lógico que permita al lector entender los textos. Para esto es necesario que su contenido esté organizado y redactado bajo una estructura coherente.
  • Se debe ser objetivo. El autor debe describir solo lo que puede observar. No hay espacio para juicios ni opiniones, ya que la finalidad de la ciencia es estudiar la realidad.
  • El informe debe estar fundamentado. Los resultados de la investigación deben ser válidos y fidedignos. El investigador tiene una teoría, que posteriormente será argumentada o refutada por los resultados del estudios y por las bases teóricas sobre las que el autor estructura su informe.

Estructura de un informe científico

La estructura de un informe científico puede variar en algunos detalles que se consideran opcionales. Es decir, el autor puede decidir si le conviene utilizar ciertas partes de la estructura, o si debe suprimirlas. Esto de acuerdo al tipo de estudio realizado y los objetivos del mismo:

Portada o título

Al tratarse de un informe científico, la portada puede ser realizada en una hoja aparte, o simplemente limitarse a unas cuantas líneas antes del resumen, en la primera página del informe. Los datos que se deben mencionar son título del estudio, nombre del autor, institución a la que pertenece y fecha de presentación.

Resumen

Justo como en todo trabajo de investigación, el informe precisa de una reseña breve en la cual se explique de forma clara los aspectos más relevantes del estudio. Generalmente el resumen no excede las 300 palabras. Debe resaltar objetivos de la investigación, metodología, análisis de resultados y conclusiones.

En un párrafo aparte, el autor enlista las palabras claves. Éstas son términos útiles para que el lector pueda comprender a simple vista la temática del informe.

Introducción

Es fundamental incluir una sección que explique el tema que se abordará y las causas que inspiraron la elaboración del trabajo. Se trata de una especie de carta de presentación, en la cual es muy importante atraer al lector y motivarlo a seguir leyendo el documento.

La introducción no tiene que ser muy larga, pero debe estar sujeta a una revisión bibliográfica para presentar antecedentes, conceptos o teorías sobre el estudio. Finaliza exponiendo los objetivos y/o hipótesis del trabajo.

Metodología

Para redactar este apartado debes hacerte las siguientes preguntas: ¿cómo, cuándo y dónde se hizo el trabajo? En él se explican de forma clara y concisa todos los procedimientos ejecutados, especialmente aquellos empleados para obtener los resultados.

Además, la metodología describe el diseño de investigación, la población del estudio y la muestra utilizada.  Cuando se trata de un experimento es necesario incluir los materiales e instrumentos manejados.

Resultados

La misión de esta sección es reportar lo que se encontró. El autor describirá los resultados de forma ordenada, es decir, asegurando que respondan a  los objetivos planteados.  Es importante evitar opiniones o  juicios de valor. Los datos deben presentarse sin interpretarlos, acompañados de tablas o figuras  que sintetizan la información y facilitan su comprensión.

Discusión y conclusiones

En esta sección, el investigador debe revisar los resultados obtenidos y explicar de forma coherente qué significan estos datos, en función de su hipótesis. También debe aclarar por qué se llega a estas conclusiones.

A esta altura del informe el autor ya tiene toda la información que necesita y está preparado para tomar esta evidencia, y plantear al lector si su hipótesis es válida o no.

Referencias bibliográficas

Al realizar un informe científico, es indispensable usar información de otros trabajos. Las fuentes de consulta le proporcionan fiabilidad al trabajo y deben estar debidamente acreditadas para no incurrir en plagio.

Existen diferentes formatos establecidos para registrar las referencias bibliográficas. Generalmente se escriben en orden alfabético con los siguientes datos: nombre del autor, título del trabajo, editorial, año y lugar de publicación.

¿Cómo hacer un informe científico?

El objetivo de un informe científico es comunicar con precisión el proceso de un estudio. Cuando el trabajo escrito es difícil de comprender, pierde su propósito. Debes tomar en cuenta estas recomendaciones para facilitar su redacción:

1. Familiarizarse con el tema seleccionado

Revisa con anticipación todos los antecedentes que puedas encontrar sobre el tema de tu informe. Mientras más conoces, será más sencillo determinar qué información te sirve como base teórica.

2. Elabora un plan

Si te parece que tienes muchas ideas y no sabes cómo compaginarlas, primero debes establecer tu plan de redacción, ya sea con un borrador, esquema o mapa mental, hasta que estés conforme con la organización de tu informe y puedas empezar a escribir.

3. Mantén los criterios de claridad, precisión y brevedad

Para asegurar la calidad del informe científico, debes dominar estas características. Presenta el texto con un orden lógico y procura su sencillez, planteando sólo la información necesaria. No expongas ideas redundantes y evita las ambigüedades o palabras muy complejas.

4. Utiliza los tiempos verbales correctos

En la redacción de un informe científico, casi en todas las secciones los verbos deben ir conjugados en tiempo pasado. Las excepciones son la introducción y la discusión, en el resto del informe procura no intercambiar los tiempos verbales.

5. Pide la opinión de otra persona 

Antes de su entrega o publicación, es aconsejable compartir el trabajo con otra persona que pueda asegurarte que el informe está escrito de forma coherente. O en todo caso, reconocer las partes no entendibles. Además, es una buena manera de detectar y corregir cualquier falta de ortografía o gramática. Especialmente si ese aspecto no es tu fuerte.

Ejemplo de informe científico

Incidencia del aceite de almendras para acelerar el crecimiento del cabello
A. García López
Universidad Nacional Autónoma
Colombia, 25 de noviembre de 2020

RESUMEN

El presente informe expone los resultados experimentales de la aplicación periódica de aceite de almendras para acelerar el crecimiento del cabello. Se trata de un aceite natural antioxidante con una particular combinación de nutrientes (zinc, vitamina B7 y vitamina E), que tiene un efecto positivo para frenar la caída del cabello y aumentar el ritmo de su regeneración. El estudio estuvo compuesto por dos grupos de 20 mujeres, durante 6 meses un grupo se aplicó aceite de almendras en el cuero cabelludo, mientras que el otro utilizó productos farmacéuticos comunes para hacer crecer el cabello.

Palabras clave: aceite de almendras, crecimiento, cabello, antioxidante, vitamina B7, vitamina E, zinc.

INTRODUCCIÓN

El aceite de almendras es un compuesto natural con alto contenido de zinc, vitaminas B7 y E. En el mundo de la cosmética, es muy apreciado gracias a sus propiedades antioxidantes. Comúnmente, se utiliza como ingrediente en productos para la hidratar y nutrir la piel. Pero también ha llamado la atención de los científicos sobre sus beneficios para el cuidado del cabello, específicamente, para acelerar el crecimiento y la regeneración de las hebras capilares. Este estudio tiene el objetivo de comparar la eficacia del aceite de almendras para favorecer el crecimiento del cabello, frente a otros productos farmacéuticos.

METODOLOGÍA

Para la realización de este estudio, se tuvo en cuenta una muestra de 40 mujeres, las cuales fueron divididas en dos grupos de 20 personas cada uno. A lo largo de 6 meses, el grupo A recibió masajes en el cuero cabelludo con 5 gotas de aceite de almendras 5 veces a la semana. Mientras que, con el grupo B se utilizó la misma cantidad de un producto comercial para el crecimiento del cabello.

RESULTADOS

Al cabo de los 6 meses, las mujeres del grupo A habían experimentado un crecimiento del cabello entre 11 y 14 cm, esto es más del 22% y 55% del crecimiento promedio del cabello. Por su parte, los individuos del grupo B solo habían sumado de 10 a 12 cm más. Es decir, una variación del 25% del ritmo normal de crecimiento.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

Los resultados arrojados por el estudio indican que el aceite de almendras tiene una incidencia considerable para favorecer el crecimiento de cabello, de forma natural y saludable. Los productos comerciales también son efectivos para este problema, pero durante el experimento demostraron un ritmo de crecimiento considerablemente menor. Otros beneficios del aceite de almendras sobre el cabello, han sido el fortalecimiento de los folículos pilosos y la hidratación profunda del cabello.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Hernández, M. (2010), Cosmética, Estética y Salud. Editorial Luna, 2da edición. Madrid, España.
Brown, S. (2014), Propiedades y composición química de los aceites naturales. Universidad de Nueva York. Nueva York, Estados Unidos.

Formato de informe científico

En este punto manejas las nociones básicas sobre un informe de este tipo. Por lo que, te recomendamos descargar gratis nuestro formato de informe científico. De ese modo, tu única preocupación será rellenar con toda la información resultante de tu estudio. Puedes descargarlo como documento Word, o guardarlo como PDF.

Formato de Informe científico
Formato de Informe científico

Descarga gratis Formato de informe científico.descarga el formato

Te podria interesar

Si te ha servido este documento compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *