CONTRATO ATíPICO MERCANTIL

por Alejandra González el 30 de enero de 2021

Elige una opción de Descarga Gratis


Actualizado el: 25/01/21

Tiempo de llenado: 10 minutos

Descargas: NUEVO


En este artículo te platicamos los elementos esenciales de un Contrato Atípico Mercantil. En general, los contratos que todos conocemos son típicos, ya que se encuentran regulados por el código civil o mercantil. Sin embargo, hay casos en los que las partes pueden pactar ciertas disposiciones que no se encuentran reguladas por la ley, que tienen carácter comercial, lo cual le otorga el título de Contrato Atípico Mercantil.

Este artículo te va a ser muy útil para saber qué elementos debes agregar o considerar como necesarios para tu Contrato Atípico Mercantil, así como para comprender la diferencia entre un contrato típico y uno atípico.

Te invitamos a que te quedes a leer este artículo para que te asegures de que tu futuro contrato mercantil pueda hacerse válido en la vida jurídica, ya que requiere ciertas formalidades que se acostumbra incluir. También encontrarás un machote elaborado por nuestro equipo legal para que lo utilices en tus operaciones.

¿Qué es un Contrato Atípico Mercantil?

De manera general, un contrato es un acuerdo legal manifestado en común entre dos o más personas con capacidad jurídica, que se vinculan en virtud del mismo a ciertos derechos y obligaciones, con una determinada finalidad o cosa objeto del contrato, y a cuyo cumplimiento pueden compelerse u obligarse de manera recíproca, si el contrato es bilateral, y de manera única y voluntaria, si es unilateral.

 

Los contratos atípicos son aquellos en que las partes, haciendo uso de la autonomía de la voluntad, regulan de forma novedosa y desconocida por el ordenamiento jurídico, sus relaciones jurídicas, no ciñéndose por tanto a ningún modelo de contrato preestablecido.

Lo que le da la calidad de mercantil a cualquier tipo de contrato, es que cualquiera de las partes sea comerciante, o bien que se realice con un objeto de traficar o lucrar de dicha transacción, al comercializar con bienes mercantiles.

Elementos del Contrato Atípico Mercantil

 

En este tipo de contrato mercantil, llamado atípico o innominado, es decir, sin nombre, las partes deciden acudir a sus propios pactos, incluso en algunos casos, decidiendo crear nuevas figuras desconocidas por la Ley con plena validez, siempre que se muevan dentro de los límites que impone el ordenamiento jurídico (es evidente que las partes nunca podrán hacer uso de esta libertad para alcanzar resultados fraudulentos o prohibidos).

La creación de contratos “desde cero” deriva del principio de autonomía de la voluntad, el cual permite a las partes regular sus relaciones jurídicas sin necesidad de ceñirse a fórmulas contractuales preestablecidas.

Básicamente, existen dos tipos de contratos atípicos mercantiles:

  1. Los que se componen de elementos de contratos típicos y atípicos mezclados, es decir, mixtos.
  2. Los que surgen sin tener una base en los ordenamientos legales, esto es, no coincide con nada de los regulados legalmente, denominándoseles como “contratos atípicos puros”.

Declaraciones

En esta sección, las partes indican a las figuras legales que le representan, así como sus datos personales o institucionales, o si comparecen por su propio derecho. Si es el representante legal el que comparece a firmar el contrato, debe especificarse el número de Escritura Pública en la que se le otorgaron los poderes para obligarse.

Cláusulas

  • Consentimiento de ambas partes de celebrar el contrato y obligarse.
  • Especificaciones y características de la transacción de la que se trate, haciendo énfasis en que una de las personas se obliga a determinado actuar y el otro se obliga a llevar a cabo acciones distintas en consecuencia.
  • A título gratuito u oneroso: Esta cláusula indica si la acción que se llevará a cabo conlleva un beneficio pecuniario o precio determinado, o si es una operación gratuita.
  • Especificar si ha de pagarse algún impuesto por la operación y quién lo pagará.
  • Si hay necesidad de que se asiente dicha operación en libros corporativos o se protocolice en escritura pública.
  • Si hay que guardar algún deber de confidencialidad.

Firmas y Anexos

Deberán firmar ambas partes, dependiendo del tipo de contrato del que se trate.

Formato de Contrato Atípico Mercantil

Aquí te dejamos un formato de Contrato Atípico Mercantil listo para ser utilizado. Únicamente hace falta completar la información particular para tu caso específico.

Formato de Contrato Atípico Mercantil
Formato de Contrato Atípico Mercantil

Descarga gratis Formato de Contrato Atípico Mercantildescarga el formato

Te podria interesar

Si te ha servido este documento compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *