DESPEDIDAS EN CARTAS FORMALES

por Redacción Milformatos el 07 de noviembre de 2021

Las despedidas en cartas formales son parte esencial en los documentos administrativos, laborales, gubernamentales y académicos. El cierre no debe tomarse a la ligera, sobre todo si se espera recibir una respuesta. A continuación, te explicaremos la importancia de esta formalidad, sus tipos, algunos consejos y ejemplos para que los pongas en práctica.

¿Qué son las Despedidas en Cartas Formales?

Las despedidas en cartas formales constituyen el cierre de una misiva, cuyo objetivo es causar una buena impresión. Sin embargo, también tiene la capacidad de demostrar interés en el destinatario o lector.

 

A diferencia de las misivas informales, se trata de solo una frase en un renglón, pero que tiene un fuerte impacto en el lector. En esta parte, el redactor no solo expresas sus intenciones, sino también explica si necesita una respuesta urgente.

Recuerda que en las cartas formales no existe una posdata para pedirle al destinatario alguna acción. Por este motivo, es importante que sepas cómo terminar una carta de manera que el mensaje llegue correctamente.

Tipos de Despedidas en Cartas Formales

 

La despedida de una carta formal depende del tipo de misiva que se escriba. Así es, puede variar dependiendo del contexto en el que se escribe el contenido.

De esta manera, no es igual escribir una despedida en una carta de agradecimiento o pésame, que en una misiva en la que se solicita información o ayuda. A continuación, te explicaremos cuáles son las características que debes tomar en cuenta:

Despedida en una Carta Formal

En general, en las cartas formales la despedida, así como el saludo, juega un papel muy importante. Se trata de la presentación y la imagen de la empresa, dependencia, institución o persona.

No importa si la misiva está dirigida a un cliente, un proveedor o si es redactada por un aplicante, la competencia es la clave. Por ello, la despedida debe ser una invitación.

Si lo que se busca es un nuevo cliente o consumidor, la empresa debe destacar por qué es la mejor opción del mercado. En el caso de que la misiva esté dedicada a un proveedor, es importante resaltar los motivos por los que vale la pena continuar haciendo negocios.

Para quienes redactan cartas de presentación laboral, la despedida debe invitar al reclutador a leer el currículum. Por lo anterior, es importante que la despedida y el cuerpo sean coherentes entre sí.

Despedida en una Carta de Solicitud

Este tipo de misivas se redactan para pedir algo en específico o llamar la atención de alguien. Por este motivo se escriben para solicitar cotizaciones, información, empleo, vacaciones, permisos, entre otros asuntos.

La despedida es muy importante, pues en ella se indica qué es lo que el remitente espera del destinatario. Esto se debe hacer con cortesía, respeto y de forma neutral. Por ello, algunas fórmulas utilizadas son:

  • Me despido cordialmente, esperando una pronta solución al problema.
  • Espero noticias suyas, reiterando mi disposición al cargo.
  • De antemano le agradezco el tiempo prestado y quedo al pendiente de su cordial respuesta.

Despedida en una Carta Informativa

Estos documentos son ampliamente utilizados por instituciones, organizaciones, dependencias gubernamentales, academias, escuelas, entre otras. Por lo general, el contenido gira en torno a comunicados o instrucciones precisas. Debido a esto, también se les conoce como: cartas tipo oficio, aunque los oficios refieren más a cuestiones de tipo legal.

En algunos casos, la información que se ofrece en este tipo de misivas es para el público en general. Sin embargo, también se usan para tratar datos que solo debe conocer un grupo reducido de personas, como ejecutivos, equipos de trabajo específicos, etcétera.

Debido a esto, la despedida se realiza de forma cortés con una frase breve. Por ejemplo:

  • Atentamente.
  • Cordialmente.
  • Respetuosamente.
  • Sinceramente.
  • Saludos cordiales.

No obstante, algunas instituciones o dependencias agregan una leyenda que los identifique. En general, eligen el lema de su administración. Por ejemplo:

  • Pensar bien, para vivir mejor.
  • Sufragio Efectivo No Reelección.
  • Por mi raza hablará el espíritu.

Cómo redactar Despedidas en Cartas Formales

Elige un cierre adecuado

Aunque el cuerpo de la carta determina el tipo de despedida, se puede usar una frase estándar como Atentamente.

Esto no solo le brinda el carácter profesional, sino que evita un cierre forzado. Además, es especialmente útil cuando el remitente no conoce el nombre del destinatario.

Cuida el tono

La formalidad en este tipo de documentos debe mantenerse en todo momento. Sin embargo, algunas empresas y clientes prefieren comunicarse de forma más coloquial. De esta manera fomentan un vínculo amistoso en sus relaciones profesionales y laborales.

En este caso, es importante tomar en cuenta el tipo de relación que existe con el destinatario. Así, tanto el cuerpo como la despedida no desentonarán con el lazo que se busca crear.

Sé cuidadoso, si no conoces a tu receptor no te arriesgues y apuesta por lo formal. De esta manera evitarás crear una imagen poco profesional.

Usa plantillas coherentes

Las plantillas de cartas son muy útiles para evitar tener que redactar documentos cada vez que se necesitan. Sin embargo, ten cuidado a la hora de utilizarlas, pues una sola no te puede servir para distintos propósitos o destinatarios diferentes.

Si decides usar una plantilla base, revísala cuidadosamente para cambiar lo que sea necesario. De esta manera, evitarás expresiones de gratitud u otro tipo cuando no son necesarias.

Sé coherente

Redacta en primera o tercera persona de principio a fin; no mezcles ambas, pues tu texto podría perder coherencia. Ten en cuenta que escribir un ‘se despide’, en lugar de ‘me despido’, cuando todo tu texto está redactado en primera persona, podría causar confusión en tu lector.

No des órdenes

Al incluir una petición, asegúrate de que no suene como una orden. Esto es muy importante si realizas una solicitud de trabajo, ya que podría dañar tu imagen de forma irreversible. Por ejemplo:

  • Si desea contratarme, debe llamarme a más tardar mañana.
  • Comuníquese a la brevedad para que no pierda mi tiempo.

Sé breve

En una despedida formal no hace falta incluir expresiones forzadas, pues son carentes de sentido. Lo mejor es ser breve y que el lector lo perciba como algo natural.

Ejemplos de Despedidas en Cartas Formales

Despedida en una Carta Formal de Trabajo

  • Le deseo un buen día, no sin antes agradecerle su tiempo por la atención prestada a las observaciones expuestas.
  • A nombre de nuestros empleados, le agradecemos la confianza depositada en nosotros.
  • Me despido agradeciendo su tiempo y consideración absoluta.
  • Sin más detalles que atender por el momento, me despido.

Despedida en una Carta de Solicitud

  • Me despido cordialmente esperando su pronta respuesta.
  • Le agradezco su tiempo y le informo que quedaré atento a su respuesta.
  • Sin más que agregar, quedo a su disposición para cualquier solicitud de su parte.
  • Agradezco su tiempo y espero obtener su respuesta ante la solicitud antes expuesta.
  • Quedaré a sus órdenes así que no dude en comunicarse conmigo.
  • Me despido agradeciendo su oportuna respuesta.
  • Esperaré su respuesta con total atención.
  • Espero que pueda contactarse conmigo lo antes posible para concretar el asunto expuesto.
  • Cuento con su respuesta lo antes posible. Saludos.

Despedida en una Carta Informativa

  • Atentamente.
  • Cordialmente.
  • Saludos cordiales.
  • Muy cordialmente.
  • Gracias por su atención.
  • Le agradezco cordialmente.
  • Gracias por su cooperación.
  • Le saluda cordial y atentamente.

Recursos útiles

Te podria interesar

Si te ha servido este documento compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *